El importante triunfo en el clásico universitario, lamentablemente, se ve empañado con la lesión sufrida por Ángelo Henríquez, quien tuvo que abandonar la cancha a los 65′ tras un fuerte golpe del defensor “cruzado” Benjamín Kuscevic.

“El jugador, producto del traumatismo sufrido en el partido ante la UC a nivel de la cadera derecha, presenta una lesión compleja muscular que compromete el sartorio y el psoas iliaco”, informó Fernando Radice, Jefe del Área Médica del Club, tras chequear al delantero.

El doctor agregó que “lamentablemente, en el mejor de los escenarios, deberá estar al menos tres semanas en recuperación”.

De esta forma, mientras realiza su proceso de rehabilitación, el atacante queda al margen del próximo partido ante San Luis, evaluándose próximamente su regreso para los compromisos frente a Deportes Iquique y Curicó Unido.

¡A recuperarse, Ángelo!