Como Club Universidad de Chile informamos que, considerando el difícil escenario económico que se vive por el COVID-19, nos hemos visto en la obligación de adoptar, en conjunto con todos nuestros colaboradores, nuevas medidas para seguir dando solvencia a la Institución y, principalmente, proteger el empleo.

Pese a la debacle económica, que superó largamente hasta los pronósticos más alentadores, como institución hemos velado siempre por mantener todos los puestos de trabajo y así continuar apoyando a nuestros colaboradores. Sin embargo, para que ello sea posible se debió buscar un acuerdo para reducir las remuneraciones por tramos,  entre un 10% y con un máximo de un 20%, para así no desvincular a nadie y proteger, especialmente, a los sueldos más bajos (estos últimos no tendrán descuentos). La medida incluye a todos quienes se desempeñan en el Club, considerando  ejecutivos, gerentes, cuerpo técnico y plantel de jugadores.

“Realmente quedamos con una sensación muy positiva por la unión, empatía y compromiso que vimos en cada uno de nuestros colaboradores, desde el plantel y cuerpo técnico, pasando por gerentes, ejecutivos y cada uno de los funcionarios, a los que les expusimos la situación encontrando en conjunto la mejor solución. Nos sentimos realmente orgullosos y emocionados por la acogida que tuvimos y que todos estuviésemos claros en hacer un esfuerzo por seguir dando viabilidad a nuestro querido Club, no desvinculando a nadie y protegiendo a los que menos ganan. Estas son algunas de las características y valores que todo trabajador de la U debiese tener siempre”, comentó el presidente José Luis Navarrete, quien comunicó personalmente la medida a los funcionarios a través de la plataforma Zoom en una reunión directa, sincera y transparente.

Junto con informar la medida se anunció que posteriormente se buscarán las mejores alternativas para compensar esta disminución en las remuneraciones de los colaboradores, quienes también dejaron ver su conformidad por el acuerdo. “Se valora la forma en que esto se nos expuso, de manera participativa y en que el Club haga este gran esfuerzo por no desvincular a nadie cuando sabemos que no se están generando recursos. Todos estamos poniendo nuestro granito de arena, cuidándonos, con un sentimiento de club que solo se ve en la U”, señaló María Teresa Soulodre, jefa del área de abonos del Club.

El doctor Alejandro Orizola, en tanto, comentó que “yo estoy en este Club desde que era presidente Emilio Torrealba (1976), lo he visto todo: descenso, quiebra, momentos realmente malos y es primera vez que veo una preocupación tan valorable hacia los trabajadores, especialmente por lo complejo del momento”.

En medio de momentos tan amargos para el país y el mundo, solo nos queda valorar y sentirnos orgullosos de contar con colaboradores tan comprometidos con nuestro querido Club Universidad de Chile, ese es el sello que nos distingue y que nos hace únicos.

¡Grande la U!