Rodrigo “Chamuca” Barrera no oculta su amor por la U. El ex delantero ha confesado públicamente haberse enamorado de estos colores tras haber defendido al “Romántico Viajero” (1997-2001 y 2004). Quien formó parte de un equipo histórico en el bicampeonato de 1999-2000, sumó en total cuatro títulos y 56 goles con la camiseta azul. Dedicado hoy a su empresa de ingeniería de climatización, el ex atacante mundialista se dio tiempo para rememorar sus destacados años en la U y el cariño recibido por los hinchas.

– Te formaste en otro equipo pero al llegar a nuestro Club te enamoraste de la U. ¿Qué tan especial fue tu estadía en el equipo para generar este cariño?
“Fue un todo. Fue el recibimiento, la hinchada, el apoyo incondicional que tuve siempre. Bueno, hice hartos goles y eso es muy bueno. Todo el entorno que se dio en mi estadía en el Club fue lindo. Se agradece la deferencia que han tenido conmigo los hinchas. Siempre fueron cariñosos y solo tengo agradecimientos eternos a la gente de la U”.

– A nivel futbolístico no defraudaste te fuiste una pieza importante. En lo personal, ¿cómo recuerdas tu primer año (1997) y en el cual te hiciste notar rápidamente?
“El primer año hice muchos goles y fue con un plantel que venía en reestructuración con muchos jugadores nuevos. Recuerdo que llegamos varios, ya en el segundo año agarramos el ritmo y peleamos más mano a mano el Campeonato, el cual perdimos por un punto”.

– De todas formas ese ritmo que mencionas sirvió para la obtención de la Copa Chile 1998. ¿Qué tal fue esa sensación de conseguir el primer título con la U?
“Fue lindo por el tema de que uno era local siempre que iba a jugar por la U. Donde iba, ya sea Concepción, Temuco o cualquier otro, éramos locales. Entonces, salir campeón con tu hinchada detrás fue súper lindo”.

– Después se consiguió el histórico bicampeonato (1999-2000). ¿Cuáles son los principales recuerdos que tienes de esos torneos con la U?
“El del 99 fue el primer título del Campeonato Nacional. Recuerdo que fue súper largo. Era de todo un año a diferencia de ahora. Como dije anteriormente, fue súper lindo también porque veníamos de perder el torneo anterior pero en 1999 y 2000 lo logramos haciendo bien las cosas. Fue lindo e importante”.

– La competencia en el equipo también era importante. En esos años te tocó compartir delantera con jugadores como Flavio Maestri, Diego Rivarola y “Heidi” González. ¿Cómo era esa disputa por la titularidad?
“Siempre fue buena la lucha que tenía con mis compañeros, te hacía mejor y también prepararte mejor para el partido. No había respiro, eran súper buenos delanteros. Siempre estuvimos rotando. A veces, Pedro jugaba con Flavio, o yo con Flavio, Diego y Pedro, o yo con Pedro. Siempre cambiando. En verdad, fue una competencia muy sana la que se dio en aquellos años”.

– Uno te recuerda como un delantero de baja estatura pero con un gran despliegue físico, buena ubicación, técnica y excelente definición. ¿Coincides que eran tus características y que fueron un gran aporte para la U?
“Éramos muchos delanteros y todos diferentes. Por ejemplo, Flavio y Pedro aguantaban bien y Diego era técnicamente muy bueno. Yo por mi parte, jugaba por izquierda o por derecha, me ponían de volante y delantero medio. Entonces, yo entregaba otras variantes. Como era un jugador más pequeño, no iba al choque con los más grandes pero sí ganaba en velocidad, me ubicaba un poco más atrás y era más veloz”.

– Como buen delantero no puede faltar un ranking de goles. ¿Cuáles puedes decir que fueron tus mejores o más importantes anotaciones por la U?
“Hice varios. A Colo Colo le hice uno en el Monumental y otros más en varios amistosos que jugábamos. Recuerdo uno a Temuco en el Nacional, que fue un túnel que le metí a Patricio Toledo, u otro gol de túnel que le hice a Waldemar Méndez con pase del ‘Leo’ (Rodríguez). Tengo una gama de goles jaja. Hay un partido en que le convierto tres a Wanderers acá en Santiago, y bueno, allá en Valparaíso recuerdo haber marcado un gol con pase de Rivarola, donde se la piqué al portero”.

– Si revisamos el saldo de tu paso por la U nos encontramos con el registro de más de 50 goles y cuatro títulos. ¿Satisfecho con tu experiencia en nuestro Club?
“Estoy súper satisfecho de mi paso por la U. De hecho, eso me llevó a la Selección Chilena, y con eso, ir a un Mundial. Para mí eso fue muy importante. En la U conseguí cosas importantes, como los títulos, ir a la Selección y jugar un Mundial. Llegué a cumplir varias metas como jugador”.

-Estás alejado del fútbol pero te hemos visto presente en la Corporación de exjugadores. ¿Cómo valoras este espacio y qué rescatas?
“A diferencia del resto, yo no seguí ligado al fútbol, entonces esa instancia es demasiado interesante. Disfruto al máximo cuando puedo viajar. Se juntan varias épocas que son parte de la historia del Club. Desde Carlos Campos, pasando por Miguel Ángel Gamboa, Orlando Monda y Mariano Puyol. He tenido la posibilidad de jugar con futbolistas que no compartí en cancha. Es bonito, porque también después de los partidos nos quedamos compartiendo entre nosotros”