Fue una de esas noches emocionantes y difíciles de olvidar. En un Estadio Nacional con más de 25 mil espectadores, logramos revertir el marcador adverso de la ida y superamos por 4-1 a Cobresal en la revancha de los cuartos de final de Copa Chile, quedándonos con los pasajes a la ronda de los cuatro mejores con un global de 5-4 a nuestro favor.

Pero la tarea en Ñuñoa no fue sencilla, es más, pese a comenzar en ventaja en los primeros minutos, la clasificación se terminó sellando solo en la recta final del encuentro gracias a una anotación de Marcos Riquelme cuando el reloj marcaba los 89’.

Luego de un centro de Ángelo Henríquez y un remate de Matías Rodríguez, el delantero argentino ganó la posición, desvió la trayectoria del balón y marcó el definitivo 4-1, desatando los festejos de una hinchada azul que esperaba con ansias un momento de alegría y celebración.

El gol de Riquelme se sumó a los anotados por Leandro Benegas (9’), Ángelo Henríquez (36’) y Matías Rodríguez (83’), concretando así una sólida actuación ante Cobresal y que se vio reflejada en un categórico marcador en el Nacional.

Ahora, con la clasificación asegurada y a la espera de conocer a nuestro rival (Unión Española o Audax Italiano), el equipo no pierde el tiempo y este sábado retoma los entrenamientos para enfocarse de lleno en el choque del jueves con Deportes Iquique en el Nacional (21:00 horas) por el torneo nacional. ¡Vamos la U!