Para todos, el 2020 fue un año complejo, donde nos enfrentamos a muchas circunstancias que no dependían de nosotros, que nos obligaron a adaptarnos y reinventarnos para seguir con nuestra labor.

Nuestro rol permanente, como Escuelas Oficiales de la Universidad de Chile, es siempre fomentar la identidad con el Club y la formación deportiva de nuestros niños y niñas.

Por lo mismo, durante el año generamos iniciativas para seguir con esta tarea, buscando acompañar a nuestros alumnos y alumnas, empatizar con la situación de cada uno y crear instancias para seguir desarrollándose, manteniendo la relación con la institución. Así fue como desarrollamos actividades como cápsulas de entrenamientos semanales, entrenamientos por plataformas digitales, e incluso actividades con equipos del exterior.

Para este nuevo año 2021, les deseamos lo mejor y que juntos podamos salir sin problemas de la contingencia mundial, para así reencontrarnos presencialmente donde más nos gusta encontrarnos, una cancha de fútbol.