Se repitió la situación en el marcador y el mismo protagonista del último partido. Porque al igual que frente a Huachipato (Fecha 19), caíamos ante La Serena por la cuenta mínima hasta los últimos minutos, pero Joaquín Larrivey estuvo presente para cambiar el desenlace final.

Con su acostumbrado olfato goleador, el atacante argentino se ubicó al interior del área chica del equipo “Granate” y alcanzó a desviar un tiro libre de Mario Sandoval cuando el reloj marcaba los 90’, decretando el 1-1 definitivo en El Teniente de Rancagua.

La nueva anotación del “Bati”, quien ya suma 16 conversiones en el torneo, sirvió para sumar un punto ante un rival que se adelantó en el marcador durante la primera etapa tras un lanzamiento penal de Leonardo Valencia (38’), luego de un cobro apoyado por el VAR.

Aquellos 45 minutos iniciales, además de la apertura de la cuenta, no destacaron por registrar muchas ocasiones de gol en ambos arcos. De hecho, el técnico Esteban Valencia ordenó el ingreso de Nahuel Luján y Pablo Aránguiz una vez iniciado el complemento, buscando mayor peso ofensivo.

Tanto el ex FC Dallas como el cordobés se mostraron activos y generaron desequilibrio por las bandas, provocando mayores oportunidades en el arco de Zacarías López, sin embargo, la única acción concretada fue la de Larrivey a los 90’.

Con la unidad sumada en Rancagua, alcanzamos los 30 puntos y nos ubicamos en la cuarta posición del torneo. Ahora el equipo se mentalizará en retomar los triunfos ante Unión Española, el próximo rival a enfrentar el lunes 13 en el Santa Laura (19:00 horas). ¡Vamos la U!