El partido ante Ñublense, por la ida de la primera fase de Copa Chile 2017, quedará sin duda atesorado por varios años en la memoria de Francisco Arancibia. El delantero, que llegó como refuerzo esta temporada, debutó oficialmente con la camiseta azul en Chillán y lo hizo marcando un gol.

El 19 azul, que se adueñó de la banda derecha del Estadio Nelson Oyarzún, abrió la cuenta del partido a los 35’ con un cabezazo colocado y que dejó sin opción al portero de los “Diablos Rojos”. El extremo esperó que el balón ingresara completamente en el arco, corrió a celebrar, se llevó sus manos al rostro y luego, emocionado hasta las lagrimas, se arrodilló agradeciendo al cielo su primer gol en la U.

Es una emoción tremenda, era un sueño que se me hizo realidad lo de convertir mi primer gol con este club hermoso. Estoy feliz”, nos comentó una vez finalizado el compromiso y mientras los aplausos caían por parte de los hinchas que llegaron al reducto de Chillán.

“Esperé este momento mucho tiempo y gracias a Dios se dio. Era una cancha y rival difícil pero hicimos un buen juego y se dieron las cosas”, agregaría luego Arancibia, quien con su anotación además repitió el debut goleador que tuvo su tío Franz con la U en 1991.

¡Felicitaciones, Francisco!