La misión en Talcahuano era conseguir una victoria y se cumplió. Por lo mismo, en el plantel azul quedó una sensación de satisfacción, aunque no dejaron de lado la autocritica por las últimas semanas donde los resultados no siempre nos acompañaron.

Queríamos demostrar que queríamos salir de este mal momento. Son tres puntos que sabemos que de aquí en adelante pueden valer oro. También por la gente, después de todo lo que hemos pasado nos siguen acompañando y eso es impagable”, analizó Felipe Seymour una vez finalizado el compromiso.

El volante, autor del único gol del compromiso, también le dedicó palabras a Esteban Valencia en lo que fue el último partido al mando del equipo, comentando que “queríamos darle un premio a este cuerpo técnico que tomó al equipo en un momento muy difícil. Es gente de casa, que tenia ilusión de hacer bien las cosas”.

A estas palabras se sumaron las de Fernando De Paul, portero que valoró la estadía de Valencia y su cuerpo técnico al mando del equipo. “Él se merecía un triunfo. Tratamos de responder en la cancha todo lo que él nos brindó durante estas semanas”, expresó.

Lo importante era no terminar tan lejos de los que están arriba porque aún queda un campeonato. Hoy creo que ganar era también un poco para devolverle algo a este cuerpo técnico que agarró al equipo en un momento difícil y dio todo  para que le vaya bien”, agregó.

Por su parte, Isaac Díaz fue otro de los que agradeció el trabajo mostrado por Valencia y además llamó a salir con todo en el nuevo semestre que se avecina. “Teníamos que ganar este partido por la gente que nos viene apoyar siempre y por el respeto que se merece el club. Ahora que llega un nuevo técnico se abren nuevas puertas para renovar fuerzas y pelear el campeonato”, cerró el delantero.