Se le vio activo durante todo el partido al borde de la cancha, repartiendo instrucciones y vibrando con lo que hacían sus dirigidos en el terreno de juego. Pero en conferencia de prensa, ya más sereno tras el término del partido, Guillermo Hoyos hizo un llamado a la calma tras el histórico triunfo en Brasil.

“Contento por los chicos, por lo que hicieron, por lo que trabajaron el partido. Los dos equipos se enfrentaron de tú a tú y creo que los chicos hicieron un buen partido. El equipo estuvo muy intenso y muy competitivo en cada balón. Esto recién comienza. Hoy se ha ganado y es importante. Agradecerle a los chicos por ese derroche de energía. Fue un partido vibrante por donde lo busques”, comentó ante los medios de comunicación.

El DT aprovechó la rueda de preguntas para explicar la incorporación de Ángelo Araos en el once inicial y, a la vez, destacar la actuación del antofagastino, autor del gol del triunfo. “Ángelo es un jugador que va a dar mucha satisfacción al fútbol chileno, tiene una evolución permanente por los valores que tiene. Es un jugador de un nivel muy importante con un gran futuro y un presente enorme”, agregó.

De vuelta al partido que significó que el equipo comenzara su participación en la Copa con el pie derecho, Hoyos señaló que “fue un partido muy bueno ante un rival complicado que maneja situaciones de dos contra uno. Hay mucha movilidad de ellos. Creo que controlamos bien esos detalles. Hemos crecido y hemos confiado en todo lo que tienen los chicos. Son merecedores de lo que han logrado”.

Ahora, tanto el técnico como los jugadores se aprontan para regresar al país a preparar el duelo de este sábado frente a Everton, en Viña del Mar. El plantel regresará esta tarde a Santiago con la satisfacción de haber cumplido notablemente la tarea en Río de Janeiro.