Un día como hoy, pero hace 60 años, nació Luis Patricio Mardones Díaz, futbolista chileno que brilló en nuestro club a mediados de los años 90’. Destacó como un hábil mediocampista, dueño de una gran pegada, la que aprovechaba marcando a balón parado. 

Mardones llegó a Universidad de Chile el año 1994 procedente de O’Higgins de Rancagua y permaneció en el equipo por dos años, hasta su retiro en 1996. En total alcanzó a disputar 100 partidos de azul, marcando 26 goles.

En sus vitrinas destacan el bicampeonato conseguido en las temporadas 1994 y 1995. Fue precisamente en su campaña debut en la que se alzó como protagonista principal, ya que en el partido decisivo ante Cobresal marcó el gol del empate que nos hizo campeones tras 25 años de sequía.

El gol que nos hizo tocar el cielo

La cita se vivió el 18 de diciembre del año 1994, por la última fecha del Campeonato Nacional. El escenario fue el estadio El Cobre en la ciudad de El Salvador, recinto lleno de hinchas azules, quienes estaban a tan solo un empate de volver a sentir la felicidad de ser campeones.

El partido fue complejo y nos tuvo contra las cuerdas, ya que Adolfo Ovalle abrió la cuenta para los locales a los 51’ y volvieron a aparecer varios fantasmas del pasado. Sin embargo, cuando el reloj marcaba los 78’, Marcelo Salas fue derribado en el área de los “Mineros” y el árbitro no dudó: era falta y penal para la U.

El encargado de ejecutar el lanzamiento fue el Pato. El volante caminó tranquilo y seguro hacia el punto penal y definió con un derechazo fuerte al medio, inatajable para el arquero Johnny Pérez. Ya con el empate definitivo nos convertimos en campeones de nuevo tras 25 años y levantamos el octavo título de liga del club.

Sin duda, aquel gol en El Salvador, junto a su liderazgo dentro de la cancha, y su respeto por la camiseta de la “U”, instalaron a Mardones en las páginas más grandes de la historia de Universidad de Chile. Por todo esto, hoy saludamos en su cumpleaños a un histórico.

¡Felicidades Pato, un abrazo azul!