Luego de dos años en pausa, la categoría juvenil de “Las Leonas” saltará a la cancha este sábado para enfrentar a Barnechea, a las 10:30 horas, por la primera fecha del Campeonato Formativo Gatorade Femenino 2022.

En la previa de este ansiado retorno a las competencias, su técnico, Nicolás Bravo, conversó con nosotros sobre este debut, la preparación de estos meses y los objetivos que se plantearon en el área de formación.

El estratega azul comentó que ha visto muy contentas a sus dirigidas y con muchas ganas de demostrar sus capacidades en cancha, luego de dos meses de arduo trabajo. “Ojalá llegue el sábado luego para poder ver a las niñas en la cancha y que sean felices”, manifestó en sus primeras sensaciones por el regreso a las competencias.

¿Cómo has vistos a las jugadoras por este debut?
“Bien, las veo felices y contentas de volver. Luego de dos años de pandemia, están con muchas ganas. He estado escuchándolas y tienen muchas ganas de mostrarse en cancha. Espero que llegue pronto el sábado”.

¿Cuáles son los objetivos para este año?
“Para nuestro proyecto en las categorías menores es que jueguen, que tengan los pies en la tierra en cuanto al proceso que viven. Sabemos la importancia que tiene esta serie, ya que es el paso previo al Primer Equipo. Luego de este tiempo de inactividad, para nosotros lo más importante es que jueguen, sumen minutos y se desarrollen bajo los parámetros que nosotros tenemos. Además del gran objetivo que es preparar jugadoras para el Primer Equipo”.

 ¿Podremos ver a jugadoras con mucha proyección en unos años más en el plantel femenino?
“Sin duda. Estando en el Club más grande del país, son jugadoras de proyección. Hay muchas que tienen ilusión de lo que se haga en la juvenil. Ha sido un trabajo significativo y esperamos que sea un proceso de crecimiento y lindo para ellas”.

Durante estos meses, la juvenil se ha preparado con varios amistosos en el Centro Deportivo Azul. Con Universidad Católica, Barnechea y la serie masculina Sub 13 del “Romántico Viajero” han podido medirse y afianzar más el grupo, instancias deportivas que Nicolás Bravo valora mucho.

¿Desde cuándo se están preparando y que han hecho en estos años de pausa en las competencias?
“Tuvimos un primer grupo que fue una especie de sparring el año pasado, ya que por temas de protocolo no podían volver todas las jugadoras.  A principios de febrero volvió el grupo en su totalidad. Sumando a las jugadoras de las pruebas masivas, son un total de 27 jugadoras en la juvenil. Hemos hecho un entrenamiento más sistemático en nuestro fútbol femenino. Han sido dos meses significativos de trabajos”.

La U se ha visto bien en algunos de los amistosos. ¿ilusiona eso en hacer un gran debut en el Campeonato?
“Más allá de los resultados obtenidos, han sido partidos que nos han entregado mucha información sobre todas nuestras jugadoras. Contra Barnechea se ganó y fue un resultado favorable para nosotros, pero lo que más nos importa es la forma en que se plasman en la cancha y saber que siempre hay cosas por mejorar”.