Nicolás Guerra se vistió de héroe. Porque, en un partido en que los pupilos de Héctor Robles comenzaron perdiendo 2-0, el atacante oriundo de Maipú logró el empate a seis minutos del final.

Y es que La Roja, que había igualado en su debut con Argentina (2-2), necesitaba imperiosamente sumar para seguir en carrera. Allí la importancia del tanto de Guerra, quien le dio vida a la selección que antes había descontado gracias a la anotación de Matías Sepúlveda.

Ahora, don dos puntos en igual cantidad de partidos, La Rojita Sub 20 buscará este viernes, ante Venezuela, un triunfo que le permita clasificar a la siguiente fase de los Juegos Odesur que se desarrollan en Bolivia.