Ya es una tradición durante este período de cuarentena. Cada jueves, a través de nuestra cuenta de Instagram, Diego Rivarola conversa con alguna figura relacionada al “Romántico Viajero” y esta vez el invitado de la noche fue Marco Olea.

El oriundo de Temuco, recordado por su icónica celebración poniéndose una corbata, repasó sus años como cadete en nuestro Club y su posterior regreso en la temporada 2004, cuando fue parte del equipo que se consagró campeón del Torneo de Apertura.

“Me tocó el camino más largo pero sin duda hice todo lo que quería en la U. Llegar como niño y después salir campeón. Que tu apellido lo grite la barra es un sueño, jugar Copa Libertadores también”, evaluó Olea con respecto a su estadía como jugador azul.

Sobre la difícil época a nivel institucional que le tocó vivir, el ex delantero destacó que “los problemas los metíamos en una caja y no los veíamos. Sabíamos que todos esos problemas debíamos dejarlos de lado y lo más importante era sacar a la U de donde estaba”.

Olea, quien finalizó recientemente sus estudios como técnico de fútbol, finalizó la jornada recordando sobre su paso en el Club que “dentro de todo, quedé satisfecho. Yo trataba siempre de ser un aporte, jugará 15’ o de titular. Hice muchos goles entrando de atrás”. Revisa su conversación completa y las anécdotas contadas por el “El Caballero del Gol”.