Ganar o ganar. Esa era la consigna del plantel azul antes de enfrentar el clásico universitario, compromiso disputado este sábado en el Estadio Nacional y que finalmente nos favoreció por un marcador de 2-0 (Vaz y Soteldo) en la fecha 27 del certamen local.

Los tres puntos nos permitieron sumar 50 unidades y escalar a la tercera posición, quedando a cuatro de diferencia de la UC (1°) con tres fechas por disputar. Por lo mismo, en el plantel quedó la sensación de satisfacción y confianza de cara a la recta final del torneo.

“Necesitábamos un partido así. Católica ha sido muy regular y para nosotros era importante entrar en juego. Esto nos viene muy bien para el resto del año”, analizó el volante David Pizarro tras el duelo.

Por su parte, Rafael Caroca –una de las figuras del partido- comentó que “teníamos que reivindicarnos con nuestra gente y que mejor que en un clásico. Seguimos en la pelea, con la ilusión intacta”.

Consultado por las claves del triunfo, el “17” azul destacó el trabajo táctico del equipo, argumentando que “tuvimos orden, seguimos nuestro plan de juego y sabíamos que con ganas y actitud lo íbamos a ganar”.

En tanto, Johnny Herrera valoró imponerse en un compromiso tan importante y afirmó que el plantel no bajará los brazos. “Teníamos la obligación de ganar, no le podíamos fallar a tanta gente que sigue creyendo en nosotros. Nos vamos felices, es un empujón para la recta final del campeonato”, explicó.

El capitán cerró agregando que “nos quedan tres finales, lo vamos a dejar todo aunque no dependemos de nosotros, pero sabemos que los que están más arriba juegan entre ellos. Vamos a pelear hasta el final”.