Este domingo igualamos 1 a 1 con Universidad Católica en una nueva versión del clásico universitario en el Estadio Nacional, resultado que dejó un sabor amargo en la interna del plantel azul considerando la forma en que se desarrolló el compromiso en Ñuñoa.

“Es un empate con gusto a poco. Necesitamos ganar para salir del fondo y siento que tuvimos más oportunidades que ellos. Jugando así saldremos de la situación en la que estamos”, manifestó Ángelo Henríquez una vez finalizado el encuentro.

El delantero, quien anotó el gol del empate en el segundo tiempo, se mostró feliz por su regreso a la titularidad y la anotación que decretó la igualdad final frente a los “cruzados”, además de sentirse optimista de cara a los próximos desafíos del equipo.

Por su parte, el capitán Matías Rodríguez también se dio tiempo para analizar el encuentro y aseguró que fue uno de los mejores partidos del año, agregando sin embargo que “está faltando que entre la pelota, porque esto se gana con goles. Lo bueno, es que estamos creando situaciones”.

Finalmente, a estas palabras también se sumaron las del uruguayo Leonardo Fernández, quien con su ingreso en el segundo tiempo le otorgó al equipo mayor dinamismo y desequilibrio en la parte ofensiva.

“Entré simplemente a ayudar en lo que se pudiera. Fuimos protagonistas todo el partido; todas las chances fueron nuestras, ellos llegaron al gol en una jugada quieta y no generaron mucho más”, cerró el habilidoso jugador azul.