Tras un breve paso en el 2005, Juan Manuel Olivera retornó posteriormente a nuestro Club para convertirse en un protagonista importante del título obtenido en el Torneo de Apertura 2009. Pero eso no fue todo porque el espigado atacante se consolidó como un goleador de nivel al sumar 45 goles en 68 partidos durante su segunda etapa, destacando además en la recordada Copa Libertadores 2010 en que alcanzamos las semifinales. Hoy, desde su país, el actual jugador de River Plate de la Primera División de Uruguay, recuerda sus años como jugador azul y el gran cariño que recibe de los hinchas azules.

Centro desde la izquierda, palomita, gol a Cristián Limenza, corrida a la esquina y celebración con la lengua afuera. ¿Qué recuerdo se te viene a la mente con esta escena?
“La verdad es que es uno de los recuerdos más lindos del fútbol. Fue un gol que significó mucho para mí y para la U. Sin lugar a duda es uno de los momentos más importantes de mi carrera futbolística porque fue definitorio para alcanzar un título que hace años se le hacía esquivo a un equipo tan grande como la U”.

– Más allá de ese campeonato conseguido el 2009, ¿cuáles son los mejores recuerdos que tienes vistiendo la camiseta azul?
“Tengo un montón de recuerdos lindos. La verdad es que con la U son todos recuerdos bonitos porque me tocó compartir grupo con jugadores extraordinarios, de gran calidad y excelentes personas. Lo mismo con todas las personas que trabajaban en el club en los diferentes momentos que me tocó jugar por la U. Hasta hoy tengo recuerdos imborrables”.

– ¿Cuánto te sirvió el primer paso (2005) para luego vivir un exitoso segundo proceso (2009-2010)?
“Obviamente que haber pasado por la U en el 2005 me sirvió para entender la magnitud que tenía el equipo en Santiago y Chile. Esa primera experiencia me sirvió mucho para luego saber a qué club estaba llegando y cuáles eran las expectativas que tenía que cumplir. Me acuerdo también de que cuando llegué nuevamente me encontré con un club totalmente diferente, sobre todo desde lo estructural”.

– ¿Recuerdas la primera vez que celebraste con la lengua afuera?
“Creo que el primer gol que celebré con la lengua afuera fue ante Audax Italiano en el primer partido de playoffs, desde ahí en adelante quedó marcado ese festejo. Después se hizo más conocido con el gol de la final en el 2009”.

– ¿Alguna anécdota que contar de tu paso por la U?
En la U pasaron un montón de cosas y el primer recuerdo que se me viene a la mente fue en el partido con Flamengo en el Maracaná. Recuerdo que a ese compromiso, debido a la planificación, llegamos muy temprano al estadio porque Río de Janeiro es una de esas ciudades que tiene harto tráfico y uno tiene que salir muy temprano a la cancha, como tres o cuatro horas antes de un partido. No sé si esa vez por ir con la custodia policial o por suerte de no toparse con tráfico, llegamos muy temprano a la cancha. En los vestuarios no había nada que hacer más que esperar. Algunos nos tiramos en las reposeras que había a dormir una siesta, mientras que los utileros y algunos compañeros no podían creer que estuviésemos descansando a muy pocos minutos de que se jugara un partido tan importante”.

– ¿Qué opinión tienes de los técnicos Sergio Markarián y Gerardo Pelusso?
Tanto de Sergio como de Gerardo tengo los mejores recuerdos. Dos grandes personas y excelentes profesionales. Son técnicos muy capacitados, que han dirigido selecciones nacionales y que han logrado campeonatos en un montón de países. Mi respeto y admiración por ambos. Eso sí, a Gerardo lo tuve en otros momentos de mi carrera así que había un trato más personal con él. En cambio, con Sergio lo tuve por primera vez en el 2009, no lo conocía”.

– ¿Cómo recuerdas la campaña en la Copa Libertadores 2010?
“De esa campaña recuerdo muchas cosas. Recuerdo un equipo que arrancó haciendo una gran fase regular, lo que nos permitió ganar en confianza y sacar muy buenos resultados como visitantes. Yo creo que en la semifinal nos faltó estar más a la altura en el partido de vuelta. Pero también hay que ser respetuoso con el equipo que teníamos al frente, Chivas de Guadalajara había invertido mucho dinero en su plantel y tenía figuras nacionales. Igual no hay nada que reprochar, mis compañeros que estuvieron aquella noche lo dejaron todo, jugando bien o mal. Se dejó todo para darle esa final tan ansiada a la gente de la U”.

– ¿Qué te parece el reciente regreso de Walter Montillo?
“Estoy muy feliz de que Walter haya regresado a la U. Para él era un sueño y tenía ganas hace mucho tiempo. Su calidad futbolística le puede dar mucho aporte positivo a este equipo, ojalá que se forme un gran conjunto y pueda volver a los éxitos deportivos que se merece la U”

– ¿Cómo analizas el inicio de la presente temporada de la U?
“Sigo a la U desde acá en Uruguay, ya sea mirando algún partido o por las aplicaciones. Ahora hablando seguido con Walter estoy al tanto de lo que ocurre. Me pareció que fue un buen arranque. Cuando uno viene de hacer una temporada anterior no tan buena, es difícil convertirse en uno de esos equipos demoledores. Eso lleva un proceso, sobre todo en confianza con los jugadores y que agarren un funcionamiento futbolístico para poder convertirse en el equipo que la gente desea. Es bueno que se haya sacado una cantidad de puntos importantes. Por momentos se ha visto un equipo que la gente quiere, con partidos donde ganan de manera contundente. Creo que la gente debe tener un poco de paciencia para que este equipo se transforme en lo que ellos quieren”.

– ¿Qué opinión tienes de los hinchas azules?
“Yo soy un eterno agradecido de la gente de la U porque me han hecho vivir cosas extraordinarias en los dos pasajes que estuve en el Club. El hecho de que te sigan reconociendo, de que cada vez que voy a Santiago recibo el cariño de la gente, es impagable. Estoy agradecido y siempre lo voy a estar, los tengo muy presentes y les deseo lo mejor de todo corazón”.