Este sábado, en el Centro Deportivo Azul, Guillermo Hoyos se despidió agradeciendo a jugadores, dirigentes y funcionarios del Club, con quienes compartió durante casi el año y medio que estuvo al mando del Primer Equipo y con el cual se consagró campeón del Clausura 2017.

En 16 meses me llevo lo más importante que se puede llevar el ser humano, el corazón, de toda la gente que nos alentó durante todo este tiempo, que fue algo clave para nosotros. Tratamos de competir siempre en cada una de las competencias que participamos”, comentó el argentino.

En la misma línea agregó que “quiero darle las gracias a todos los jugadores, por entregarse con pasión siempre cuando yo los dirigí, y en 16 meses nos brindaron cosas hermosas. Todo fue muy lindo, logramos un campeonato y sólo tengo agradecimientos hacia ellos”.

En la ocasión, el estratega que comandó al equipo a conseguir la estrella 18 de nuestro Club, también se dio tiempo para dirigir sus palabras a los hinchas azules. “Quiero destacar a la gente porque es impresionante. Donde uno va, donde uno camina, realmente demuestran un cariño, llenan el campo después de una derrota, sabiendo toda la dificultad que se tiene a nivel económico para asistir a un estadio”, expresó.

Hoy más que nunca soy de la U. Me voy con el cariño y sentimiento de todos, de gente de un corazón enorme, que me ha dado mucho en todo este tiempo. Este equipo enamora y esto es un hasta luego, no un hasta siempre, porque nadie sabe las vueltas que tiene la vida”, cerró un emocionado Guillermo Hoyos que con su humildad y profesionalismo se ganó el afecto de la Familia Azul.

¡Muchas gracias por todo, profe!