Orgulloso por el desempeño de sus jugadores se mostró el técnico de Universidad de Chile, Guillermo Hoyos, una vez finalizado el Superclásico ante Colo Colo en el Estadio Nacional.

“Quiero agradecerles el esfuerzo, la garra, el deseo. Cuando hay un derroche de esa forma, más allá de cualquier posibilidad de pase o centro, es un honor estar al frente de la dirección técnica de ellos”, comentó el estratega en conferencia de prensa.

Con respecto al compromiso manifestó que “hicimos un derroche tremendo. Nos vamos con el sabor amargo del resultado, porque queríamos ganarlo”, compartiendo la idea de que los azules fueron superiores que su clásico rival.

Por último, y considerando los próximos desafíos, declaró que “hay que recuperar energías y las lesiones que tienen varios. Tratar de llegar lo mejor posible a Antofagasta. El campeonato está abierto para todos. Hay mucha competencia. Nadie tiene asegurado nada”.