El lunes 16 de marzo fue la última jornada de entrenamientos desarrollada en el Centro Deportivo Azul debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19, sin embargo, nuestro Primer Equipo se mantiene trabajando a distancia en base a pautas entregadas por el cuerpo técnico.

En una primera instancia cada jugador se ejercitó con estas pautas elaboradas por los preparadores físicos, apoyándose posteriormente con los artículos deportivos enviados por el Club. Ahora, en una nueva etapa, se implementaron las sesiones por videollamadas.

Así, desde los últimos días, Ismael Pinto y Marcos González agruparon a los jugadores y, a través de una plataforma de videoconferencias, siguieron los entrenamientos personalizados en base al espacio que tiene cada futbolista para realizar las actividades.

Las sesiones se han extendido entre 60 y 90 minutos, y su principal virtud ha sido la interacción y el feedback que se genera con los jugadores en cuanto a la carga y las sensaciones del entrenamiento. Los porteros, por su parte, son monitoreados a través de la misma herramienta virtual por nuestro Preparador de Arqueros, Freddy Bascur.

En cada sesión se aprovechan al máximo los implementos deportivos facilitados por el Club, permitiendo que cada jornada de entrenamientos sea efectiva y se logren realizar los diferentes ejercicios de fuerza, velocidad y resistencia.

La recepción de los jugadores ha sido espectacular, tienen mucha disposición al trabajo y por ejecutar bien los ejercicios. Preguntan mucho así que el balance ha sido positivo”, evaluó el P.F. Ismael Pinto, quien adelantó que en los próximos días se formarán grupos más numerosos y se intensificarán los entrenamientos a través de la plataforma.