Un fin de semana sin fútbol y los últimos tres partidos del Transición es lo que le queda al plantel profesional para terminar el año. Duelos decisivos, porque, estando empatados en el primer lugar de la tabla con Unión Española y Colo Colo, definirán al campeón del torneo.

Y en la antesala a la recta final el grupo recibió dos golpes duros: la lesión de Nicolás Guerra, que lo tendrá cerca de seis semanas fuera de las canchas, y la suspensión de una fecha para Mauricio Pinilla. La buena noticia, eso sí, corrió por parte de Gustavo Lorenzetti, quien sigue recuperándose de buena manera y ya hace fútbol a la par de sus compañeros.

Así al menos se vio esta mañana, cuando, de vuelta a las prácticas tras la final de Copa Chile, el “Duende” hizo trabajos con y sin balón. Con el 22 azul cada vez más cerca de regresar a la competencia y con tres finales a la vista, el “Romántico Viajero” prepara la última parte de un torneo en el que pretende pelear hasta el final.