Este jueves es un día especial. El ídolo, Diego Gabriel Rivarola Popón celebra su cumpleaños número 46. Delantero proveniente de Argentina, defendió a nuestro equipo por siete temporadas como jugador, y luego del retiro, se mantuvo por diez años ligado al club, ya como Asesor Deportivo. 

Su paso por la “U” se dividió en tres etapas (2000-2001, 2003-2005 y 2010-2011), tiempo en el que alcanzó a disputar 288 encuentros. Durante su estadía con el “Romántico Viajero”, se consagró como líder en la cancha, un referente para los hinchas y principalmente como un sólido goleador.

En la memoria colectiva están su típico dorsal número 7 en la espalda y su clásica celebración al marcar un gol, mostrando una polera de la serie Dragon Ball, elemento que le otorgó el apodo de “Goku”. Sus registros anotadores lo ubican como el máximo goleador extranjero en la historia del equipo y el séptimo en general con 101 tantos. 

Su calidad en el campo y poder ofensivo también lo materializó en títulos, gritando campeón en 6 ocasiones. En total logró conseguir 4 Campeonatos Nacionales (2000, 2004-A, 2011-A y 2011-C), una Copa Chile (2000) y la Copa Sudamericana 2011. 

Un hombre de clásicos

Pero sin duda, una de las características que no se puede olvidar de Diego, es su aparición en momentos importantes, en especial ante el archirrival, Colo Colo. A los albos siempre les causó problemas, anotando un total de 14 tantos en su contra, siete en duelos oficiales y el resto en amistosos.

Su última aparición contra el archirrival se vivió el 30 de abril del año 2011 en el Estadio Nacional. El duelo válido por la fecha 14 del Torneo de Apertura, nos alzó vencedores por 2 a 1 con un gol agónico de nuestro número 7.

El delantero ingresó desde el banco al minuto 69′ y sobre el final, cuando el reloj marcaba los 89′, definió con un gran cabezazo un centro de Eduardo Vargas, desatando la fiesta azul.

Sin dudas, Diego Rivarola, se consolidó como uno de los jugadores más destacados de nuestra historia. Su gran poder goleador, lealtad al escudo y liderazgo, sumados al amor incondicional por la camiseta azul, lo avalan como leyenda universitaria. Por todo esto, hoy saludamos y festejamos a nuestro querido Goku.

¡Felicidades, Diego querido!