Tras los graves incidentes provocados por un grupo de individuos al final del partido ante Universidad Católica, válido por la fecha 23 del Campeonato Nacional, nuestro Club procedió a entregar a los organismos respectivos todos los antecedentes recopilados con la finalidad de dar con las personas que invadieron la cancha y pusieron en peligro a funcionarios y jugadores de ambas escuadras.

Esta investigación, que se realiza en conjunto con la ANFP, nos ha permitido -hasta ahora- identificar a 26 involucrados. Como Club, queremos destacar que inmediatamente informamos a las autoridades competentes la aplicación de los Códigos 101 y 102 (Derecho de Admisión), establecido en la Ley de Derechos y Deberes en el Fútbol Profesional, que faculta a los organizadores a impedir el ingreso a los estadios, por infringir normas legales de buen comportamiento, antes, durante y después de un evento deportivo.

Reiteramos que, más allá de la frustración por un resultado adverso, no podemos tolerar acciones que atentan directamente contra personas ligadas a nuestra actividad, dañando fuertemente al Club y sus verdaderos hinchas. Por lo mismo, hacemos un llamado a mantener una buena conducta en los recintos deportivos, acorde a lo que indica la Ley.

El detalle de la duración de las sanciones será informado una vez que sea decretada la resolución por la respectiva autoridad. La investigación, en tanto, se mantendrá abierta para dar con la mayoría de los responsables de lo sucedido en el Estadio Nacional el pasado 27 de agosto.