El Club Universidad de Chile reprueba y rechaza enérgicamente la reunión realizada por el cuerpo técnico con algunos jugadores del Primer Equipo en el domicilio de nuestro entrenador Rafael Dudamel, incumpliendo las restricciones sanitarias existentes debido a la pandemia del COVID-19.

La molestia institucional se le hizo ver inmediatamente a nuestro director técnico, quien asumió su error –incluso públicamente- y está arrepentido. Es consciente que una situación como esta, en plena fase de cuarentena, no debió ocurrir y no puede repetirse bajo ninguna circunstancia.

El Club Universidad de Chile desea, además, ofrecer disculpas públicas a las autoridades del Fútbol, Deporte y Salud, como así también a la comunidad en general, pues entendemos la gravedad del hecho.

Informamos, además, que se adoptaron todas las medidas internas para que situaciones similares no repitan dado que el compromiso principal de nuestra Institución continúa siendo velar por la salud de los futbolistas, staff que los acompañan y nuestros funcionarios, además de proteger la continuidad de nuestra actividad en tiempos de pandemia.