El partido de este sábado ante Huachipato sin duda que será inolvidable para Camilo Moya, y no sólo por la goleada 3-0 que consiguió el equipo, sino que por su debut profesional con la camiseta de Universidad de Chile y en el Estadio Nacional.

Por lo mismo, el volante nos reveló detalles de cómo vivió esa jornada junto a sus familiares. “Me dijeron que hice un buen partido, ellos también estaban contentos, después comimos algo y nos fuimos a la casa. Estoy feliz por el logro mío y también de mi familia”.

Fue un orgullo, sobre todo para mis hermanos, mi mamá y mi papá; que ellos llevan harto sacrifico ya. Desde chico que estoy acá en la U ellos se han esforzado, trayéndome al CDA y llevándome a varios lados donde jugué en el Fútbol Formativo, así que feliz por eso”, agregó.

El jugador de 20 años tuvo también palabras para la hinchada azul que lo recibió en su estreno. “Se sabe lo que es la barra de la U. Cuando uno entra o va saliendo del túnel, es impresionante cómo está cantando la gente y todo el apoyo que te van dando”, recordó con emoción.

En su regreso a las prácticas este martes, Moya comentó cómo se vive el día a día en los entrenamientos para poder ganarse un puesto el fin de semana, detallando que “es una competencia sana”.

Obviamente que todos nos apoyamos, sobre todo a mí me ayuda mucho Rafa (Caroca), que es un jugador en la misma posición mía. Siempre estoy aprendiendo de ellos, que tienen más experiencia” contó.

En ese sentido, reveló a qué jugador tiene como modelo. “Me gusta mirar a Marcelo Díaz, por la visión de juego que tiene. Creo que es un jugador muy simple, que hace todo simple y siempre entrega bien la pelota”, confesó.

Finalmente, habló de su futuro señalando que “quiero consolidarme acá, quiero jugar acá en la U y hacerme un nombre. Ya pensar después en otro paso más grande, no podría decir que voy a llegar a tal lado, quiero ir paso a paso”.