Fue un duelo ingrato y que el resultado final no reflejó lo mostrado en la cancha del Ester Roa. Y es que el 3-1 en contra que sufrimos ante Santiago Wanderers fue un marcador muy abultado para los “caturros”, quienes aprovecharon las pocas situaciones de peligro para quedarse con la Copa Chile 2017.

Y es que las malas noticias para la U comenzaron desde temprano, cuando a los 27 minutos Mauricio Pinilla sintió molestias físicas y se vio obligado a dejar la cancha en el momento que se alzaba como el principal eje de ataque del “Romántico Viajero”.

Tras la salida del goleador, el cuadro dirigido por Guillermo Hoyos sintió el golpe y minutos más tarde recibiría el primer tanto “verde”, aprovechando un rebote que descolocó a Johnny Herrera. Así, se fueron al descanso.

El complemento, lamentablemente, no comenzó de la mejor manera. Ni el ingreso de David Pizarro pudo evitar otra anotación de Wanderers, quienes nuevamente aprovecharon el momento preciso para estirar las cifras a pesar de ser inferiores en cancha. Para peor, Enzo Gutiérrez marcó el tercero mediante lanzamiento penal (70’) y sentenció un encuentro ingrato.

El empuje de la U, apoyado por un aliento incondicional, tuvo resultado con una anotación del “Fantasista” (72’), pero que no fue suficiente para una remontada en Concepción. Así, con el resultado final 3-1 en contra, no logramos quedarnos con el premio mayor de la Copa Chile y ahora los esfuerzos se centran en la disputa del título en el Torneo de Transición.

¡A levantarse, azules!