Atrás quedó el triunfo por Copa Libertadores sobre Vasco da Gama y el plantel se enfoca ahora en la vuelta a la competencia local. Y el desafío asoma complejo, pues el rival es el siempre difícil Everton, en Viña del Mar.

Para las 12 horas de este sábado está pactado el duelo que enfrentará a azules y “ruleteros”, segundo y décimo en la tabla de posiciones, respectivamente. Mientras los dirigidos por Guillermo Hoyos vienen de cuatro victorias consecutivas, los locales llegan con dos triunfos y tres derrotas en el certamen.

En el historial, sin embargo, las cifras son muy parejas. Porque, de un total de 125 encuentros, la U ha salido victoriosa en 48 de oportunidades, cuatro más que los viñamarinos. Treinta y tres empates completan el registro.

La confianza de los azules, eso sí, está a tope, pues en la competencia domestica acumulan cuatro partidos consecutivos sin recibir goles. De mantener la valla invicta en la Quinta Región, se igualarán los ciclos de 2017, también con Guillermo Hoyos en la banca, y de 2011, con Jorge Sampaoli como adiestrador, cuando completaron cinco duelos seguidos con el arco en cero.

Con un Mauricio Pinilla que buscará aumentar su registro goleador (tiene dos goles ante Everton) y con un equipo que intentará ratificar lo mostrado a mitad de semana en Brasil, la U visitará Viña del Mar con la idea de sumar otras tres unidades y, por lo menos transitoriamente, quedar en lo más alto del torneo.

¡Vamos, leones!