Es una de esas jornadas con un importante significado en la historia azul. Y es que hoy, 14 de febrero, nuestro gran Carlos Héctor Campos Silva (1937-2020), leyenda y máximo anotador en la historia de la U, cumpliría 85 años.

El “Tanque”, pese a nacer unos días antes (9 de febrero), tenía registrado el 14 de febrero como su día oficial de nacimiento. Y más allá de lo que se veía en su carnet de identidad, él también así lo quería: en vida pidió ser saludado públicamente en esta fecha.

Don Carlos, a quien lamentablemente vimos partir el 11 de noviembre de 2020, fue un eterno enamorado de estos colores y sus notables números como jugador lo mantienen inscrito con letras doradas en la historia azul.

Su llegada al “Romántico Viajero” data de 1948, cuando con 11 años se integró a las categorías formativas. Ocho años después debutó en un partido frente a Audax Italiano y, posteriormente, la historia es conocida: seis títulos (1959, 1962, 1964, 1965, 1967 y 1969) y 199 goles en la U.

Muchas son las historias que nos dejó el “Tanque”. Desde anotar seis goles en solo 28 minutos en la goleada 6-2 sobre Rangers en 1961, hasta reprogramar su matrimonio para disputar un superclásico (1963), en el cual marcó un triplete en la victoria por 6-3.

Pero estos logros futbolísticos también estaban acompañados de una calidad humana sobresaliente. Destacaba por su sencillez y humildad, atributos que incluso no le permitían dimensionar el gran cariño de los hinchas azules. Evitaba la categorización de ídolo y la corregía por un “histórico”, solo por el hecho de haber sido parte del “Ballet Azul”.

El “Tanque” no fue solo aquel delantero que celebró en 199 ocasiones y levantó seis títulos con la camiseta Azul. Fuera de la cancha era también una persona admirable, cariñosa y respetuosa. Hoy, en el día de su cumpleaños, no nos acompaña físicamente, pero su gran legado permanecerá intacto y siendo un ejemplo para cada hincha y futbolista que se vista con la camiseta de Universidad de Chile.